lunes, 1 de enero de 2018

Es el texto el que lee al lector


Galo Guerrero-Jiménez

A la realidad humana en general se la conoce mejor, se la interpreta y se la valora en la media en que sintamos un profundo amor por la palabra. Desde ella se conversa, se escucha, se lee y se escribe no solo para conocer la vida sino, y ante todo, para interpretarla de manera que sea factible unas visión profunda para ver, para actuar y para recrear el mundo desde un modo de vivir que sea propio pero que al mismo tiempo contribuya a fortalecer el mundo de los demás.

Por lo tanto, desde la palabra profundamente sentida no solo cuando se la emite, sino cuando se la escucha  o cuando se la recibe y procesa mentalmente  desde la lectura y la escritura, será posible una nueva forma de experiencia: vital, analítica y crítica para examinar el comportamiento humano y revisar el significado que va adquiriendo nuestra vida a través de las diversas acciones que serán marcadas por la clase de ideas que sepamos procesar y que nos permitirán ahondar en el mundo desde nuestra inteligencia intelectual y emocional para responder frente a las diversas circunstancias de la vida.

miércoles, 27 de diciembre de 2017

Poemas de Javier Abreu






Vos Sabés ???

Vos sabés lo que es una carta que no debió escribirse,
pero que sin embargo está,,,
está corriendo entre los
dedos que cruzan el borde del ojo
sin lágrima (no llegó)./ Chaplin me mira,
él siempre mira lo que se le ocurre,
y Vos, vos corriendo, corriendo
me tomaste por asalto,
te Tomé y me fugo
con vos aunque no lo sepas...


lunes, 25 de diciembre de 2017

El Pueta Lugurúa, o la Navidad de los bancarios

Mempo Giardinelli


Al Flaco Rolín lo llamaban El Pueta Lugurúa, aunque Lugurúa no era su apellido y nadie supo jamás quién se lo puso. Y en cuanto a lo de “pueta”, con u, era una burla de los bancarios del Bar La Estrella, que sólo leían páginas futboleras los lunes pero se la daban de gente informada y hasta aguda.

Claro que bancarios no eran solamente los que trabajaban en el Provincia o el Nación, sino que en el Bar La Estrella y alrededores se llamaba “bancarios” a la caterva de hombres que a toda hora se sentaban en los bancos de la Plaza 25 de Mayo, o de las veredas como las que había antes, o en las sillas duras e incómodas que puso el viejo Ideo Terada para que la clientela circulase, lo que sólo consiguió que Carmelo Pietrobono las definiera como “bancos de tortura japonesa”.

domingo, 24 de diciembre de 2017

Ofrenda al Niño Jesús



José Gregorio González Márquez

Del cielo, la luz
del mar, sus colores
para el Niño Dios
una cuna de amores.

Del fuego, su lumbre
del campo, verdores
y la voz de arrullo
de los ruiseñores.

Del viento, su brisa
del alba, fulgores
rayitos de sol
camino de flores.

Del árbol, la savia
corteza de olores
le ofrendan al Niño
alegres pastores.

Del monte, retazos
frutas y sabores
para Jesús mío
Rey de Redentores


sábado, 9 de diciembre de 2017

Laura Forchetti: “Si el misterio se hace poema, lo celebramos”

Entrevista realizada por Rolando Revagliatti

Laura Forchetti nació el 18 de septiembre de 1964 en la ciudad de Coronel Dorrego, provincia de Buenos Aires, República Argentina, donde todavía reside, alternando con largas temporadas en la ciudad de Monte Hermoso, en la misma provincia. Es Profesora Especializada en Educación Especial y Profesora Especializada en Estimulación Temprana por el Instituto Superior Nº 9 de la ciudad de La Plata. Publicó los poemarios “Cerca de la acacia” (Editorial Vox, 2007), “Un objeto pequeño” (en colaboración con la artista plástica Graciela San Román, Vacasagrada Ediciones, Bahía Blanca, 2010), “Cartas a la mosca” (Ediciones El Suri Porfiado, Buenos Aires,  2010), “Temprano en el aire” (Vacasagrada Ediciones, 2012), “Donde nace la noche” (VII Premio de Poesía Infantil Ciudad de Orihuela, Editorial

miércoles, 23 de agosto de 2017

Sobre “Árbol de tu olvido”, poemario de Omar Villasana Cardoza


  Luis Benítez

En fecha reciente Ediciones Baquiana (https://baquiana.com), de Miami, Florida, ha publicado el primer poemario del autor mexicano Omar Villasana Cardoza, titulado “Árbol de tu olvido” (ISBN 978-1-936647-32-3).

El volumen -de breve extensión pero de intensa hondura lírica- ofrece en sus 86 páginas un contacto directo con un universo emocional que atraviesa el espacio del desamor y la pérdida, pero que no culmina en la subjetividad que le ha dado origen. El acierto de Omar Villasana Cardoza, uno de ellos, fue establecer en “Árbol de tu olvido” una proyección de lo individual en lo universal, en un constante ir y venir entre ambos campos. El efecto así logrado permite, por una parte, la identificación del lector con el autor, mas por otro lado le posibilita incursionar en las variadas analogías que ofrece, bien directas, la historia general. Con gran inteligencia, Omar Villasana Cardoza nos lleva de la mano por los corredores y pasillos de una extensa galería, mostrándonos en cada escena las reverberaciones y similitudes históricas, mitológicas y literarias de los núcleos de sentido implícitos en su discurso central, el de la desventura de la pérdida, tema característico del género, que tiene sus ecos en toda la cultura, tanto de Occidente como de Oriente. 

sábado, 19 de agosto de 2017

Un mundo secreto


Fanuel Hanán Díaz

Fui un lector precoz. Recuerdo que un día amanecí leyendo el periódico, tendría como tres años. Mis padres no podían creer que realmente yo sabía leer y probaron a ponerme el periódico al revés varias veces, pero al final los convencí leyendo en voz alta varios párrafos al azar.

En realidad, aprendí a leer escuchando las clases improvisadas que mi abuela le daba a mi hermana. Y también porque desde que tengo memoria en mi casa siempre había libros y adultos lectores. Ese mismo año, en Navidad, el Niño Jesús me trajo una pistola de luces y un discreto paquete en papel kraft que tenía dos libros que cambiaron mi vida para siempre.

 El primero de ellos era Peter Pan, ilustrado, y el segundo una versión en cómic de La isla del tesoro que me atrapó de una manera adictiva. Recuerdo